Cómo activar o desactivar el inicio rápido en una PC con Windows

El inicio rápido de Windows es una práctica herramienta gratuita que permite reducir el tiempo de arranque del sistema operativo tras un apagado o hibernación.

Con el inicio rápido habilitado, el sistema operativo guarda las sesiones del kernel y los controladores de dispositivos directamente en el disco duro al apagar la PC.

Por otro lado, cuando el inicio rápido está desactivado, el sistema operativo necesita volver a cargar las sesiones del kernel y los controladores de dispositivos, lo que prolonga el proceso de arranque. Aprenda cómo habilitar el inicio rápido de Windows para evitar el tedio de esperar a que su PC arranque lentamente.

Índice
  1. Cómo habilitar el inicio rápido en una PC con Windows
  2. Cómo activar y desactivar el inicio rápido en una PC con Windows
    1. ¡Obtenga más información en OnMSFT.com!

Cómo habilitar el inicio rápido en una PC con Windows

Microsoft presentó el inicio rápido por primera vez en Windows 8 como sustituto de la función "hibernar" de Windows 7. Desde entonces, se ha incorporado a versiones más nuevas del sistema operativo, incluyendo Windows 10 y Windows 11.

Aunque el inicio rápido es compatible con la mayoría de las computadoras con Windows modernas posteriores a Windows 8, es posible que no funcione en computadoras más antiguas y de gama baja.

Además, es posible que tampoco funcione si el arranque seguro está deshabilitado o no es compatible con el hardware necesario. Puede verificar fácilmente si su PC admite el inicio rápido al intentar habilitarlo en su PC.

Para habilitar el inicio rápido en su PC con Windows, siga los siguientes pasos:

  1. Vaya al menú de inicio, busque "opciones de energía" y seleccione la mejor opción.
  2. En el panel de control, seleccione elija lo que hacen los botones de encendido, en el lado izquierdo.
  3. Desplácese hacia abajo hasta la sección Configuración de apagado y verifique si está disponible la opción Habilitar inicio rápido. Si no está disponible, el inicio rápido no es compatible con su PC.
  4. Si ve la opción Inicio rápido, active la casilla al lado de Habilitar inicio rápido (recomendado).
  5. A continuación, haga clic en Guardar cambios para aplicar la configuración.

ajustes del sistema

Con el inicio rápido habilitado, su PC arrancará rápidamente en adelante. No obstante, esta función también tiene una desventaja. Si se presentan problemas con programas específicos o especificaciones de arranque, como el arranque dual, el inicio rápido puede provocar retrasos o fallas durante la instalación de las actualizaciones de Windows y, en general, requiere más uso del disco.

Si presenta problemas con el inicio rápido de Windows, es posible que deba desactivarlo siguiendo los pasos a continuación:

  • En la configuración del panel de control mencionada anteriormente, asegúrese de estar en la sección de Configuración de apagado y que la opción Cambiar configuración no está disponible actualmente.
  • Desactive la casilla de Habilitar inicio rápido (recomendado).
  • Por último, haga clic en Guardar cambios para aplicar esta configuración en su PC.

Cómo activar y desactivar el inicio rápido en una PC con Windows

El inicio rápido de Windows puede proporcionar mejoras significativas en el tiempo de arranque. Esperamos que el proceso de activación sea exitoso siguiendo los pasos anteriores. Sin embargo, si experimenta problemas con esta función, también puede desactivarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir