nueva función de seguridad... con un "pero"

Qué Microsoft quería centrarse en la seguridad con Windows 11 Esto es algo que sabemos desde el mismo día que se anunció la nueva versión de Windows, en junio del año pasado. Y es que cuando se hicieron públicos los requisitos técnicos, que tanta discusión han causado desde entonces, la inclusión de dos puntos en dicha lista nos dejó claro por dónde iban los golpes. Por supuesto me refiero a lo siguiente:

  • Firmware del sistema: UEFI, compatible con arranque seguro.
  • TPM: Módulo de plataforma segura (TPM) versión 2.0.

Como seguramente recuerdas, llevamos varios meses sin saber si, finalmente, contar con estas funciones sería imprescindible para dar el salto a Windows 11, pues en un principio Microsoft dijo que no admitiría excepciones en este sentido, pero luego suavizó un poco su postura, hasta llegar a un punto en el que permitió el salto al nuevo sistema operativo, aunque esto supone una renuncia a las actualizaciones del sistema, incluidas las de seguridad.

Y ahora, cuando las aguas en este sentido finalmente parecen haberse calmado, podríamos acercarnos a otra polémica lo cual, aunque podría decirse que es menos importante, también puede indicar que el enfoque de Windows 11 en la seguridad a veces puede eclipsar la facilidad de uso de los sistemas por parte de sus propietarios.

Windows 11 tendrá una nueva función de seguridad... con un "pero"

Esto se debe al anuncio de Microsoft de Smart App Control, una nueva función a nivel de aplicación que brindará seguridad a las aplicaciones instaladas en Windows 11en un modelo bastante parecido al que podemos ver en SmartScreen, la tecnología desarrollada por los de Redmond para Microsoft Edge, y que proporciona une buen nivel de seguridad tanto con las páginas web que visitamos desde el navegador como con los archivos que descargamos mediante lo mismo.

Esto en sí mismo es una buena, muy buena noticia, ya que el modelo SmarScreen ha sido bastante efectivo, y portarlo a todos los Windows 11 con Smart App Control solo mejorará la seguridad con este sistema operativo. Sin embargo, nos encontramos ante un problema que puede hacer que muchos usuarios decidan no utilizar esta solución de seguridad. Y eso es, para usar Smart App Control, será necesario formatear la PC y realizar una instalación limpia de Windows 11.

Queda por ver cuándo comenzará a llegar Smart App Control a Windows 11, aunque es lógico esperar que lo haga con la actualización 22H2. Ahora habrá que esperar a ver si en este momento los equipos de ingeniería de Redmond son capaces de solucionar este problema. Y es que, de lo contrario, me temo que muchos usuarios se quedarán sin una protección tan valiosapor no querer o no poder reinstalar el sistema operativo desde cero.

Si es usuario de Windows 11, ¿Qué harás llegado el momento, si es imprescindible reinstalar desde cero para tener Smart App Control?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir