OK para la venta a los accionistas

La adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft es, sin duda, una gran operación. Tanto es así que, como ya podíamos imaginar por su anuncio, a principios de año, son bastantes los semáforos que todavía tienen que encender su luz verde para que la compra pueda recorrer el largo camino que va de la anuncio de las intenciones de ejecución definitiva de la adquisición. Un largo camino, y tal vez un poco sinuoso.

Por lo que cualquier avance en este sentido es una gran noticia para las partes implicadas en el desarrollo de la propuesta, concretamente Microsoft y el consejo de administración de Activision Blizzard, con el más que controvertido Bobby Kotick a la cabeza. Y hoy es un muy buen día para estos traders ya que, como podemos leer en Yahoo! Finanzas, Los accionistas de Activision Blizzard votaron abrumadoramente a favor de la compra en los términos propuestos por Microsoft, es decir por la oferta de 68.700 millones de dólares.

Tal vez porque no confiaban mucho en la respuesta de los accionistas, laLa petición de Activision Blizzard a sus accionistas no era vinculante, por lo que la sociedad se reservó el derecho de actuar en contra del elegido por los accionistas. Sin embargo, un enfrentamiento de este tipo no habría sido algo fácil para Kotick y su gente, pues al final los accionistas podrían haber usado su poder, comprometiendo así no solo la operación, sino también a los directivos que tenían a su cargo.

Los accionistas de Activision Blizzard aprueban la venta a Microsoft

La guerra, sin embargo, no estallará, y el hecho es que el resultado final de la votación fue abrumador, con los titulares del 98% de las acciones de Activision Blizzard votando a favor de la adquisición. Lo que, además, puede afectar a su valoración por parte de los reguladores, que actualmente analizan la operación en detalle, para decidir si su impacto en el mercado es aceptable o, por el contrario, corre el riesgo de desestabilizarlo, al acercar a Microsoft a un posición de monopolio.

a este respecto Los reguladores en Europa, EE. UU., Reino Unido, China y otras jurisdicciones aún tienen que decidir, y se espera que sean bastante estrictos en su evaluación. Un ejemplo reciente se puede encontrar en la oferta pública de adquisición fallida con la que NVIDIA quería hacerse cargo de ARM, lo que nos muestra que la vigilancia antimonopolio está ganando terreno a nivel mundial. Y es que Microsoft, con la adquisición de Activision Blizzard, reforzaría su ya muy potente posición en el mercado de los videojuegos, sobre todo desde la adquisición de Zenimax.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir