Windows 11: cómo mejorar el rendimiento

Ya han pasado algunos meses desde la llegada de Windows 11, y los aviones de Microsoft pasan por iniciar en breve su uso masivo, seguramente de la mano de la primera gran actualización del sistema operativo, que también esperamos para este mismo mes de febrero. Así, en los próximos meses podemos esperar un salto mortal en la adopción de Windows 11tanto por los usuarios que todavía no pueden actualizarse y están esperando para hacerlo, como por aquellos que, aún pudiendo haberlo hecho ya, prefieren esperar que el sistema operativo ya lleve unos meses en el mercado y esté más pulido.

Gran parte de los problemas detectados en la versión premier de Windows 11 ya han sido solucionados, y el sentido común apunta a qu'su primera actualización llegará bastante pulida, dé manera que cualquier PC que cumpla con los requisitos mínimos podría ejecutarlo sin problemas. Ahora bien, sin problemas no significa que su rendimiento siempre vaya a ser óptimo, est posible que los dispositivos más antiguos se puedan encontrar con algunos problemas para ofrecer el rendimiento que cabría desear.

Ante esa problemática, Windows Latest publica algunas recomendaciones que, por su interés, reproducen. Y es que, aunque suene paradójico, un buen sistema para mejorar el renderizado de Windows 11 pasa por desactivar algunas funciones de Windows 11. Es cierto que, de este modo, no disfrutaremos del 100% de la experiencia que Microsoft quiere con su nuevo sistema operativo, pero lo cierto es que no son elementos clave del mismo, por lo que tampoco perderá tanto.

Windows 11: cómo mejorar el rendimiento

La primera de las recomendaciones que encontramos es la de seleccionar equipos de Microsoft, la solución de comunicación integrada en Windows 11, que se almacena permanentemente en memoria consume unos recursos que, en equipos con una capacidad limitada de RAM, puede marcar la diferencia entre un rendimiento luido frente a otro a tanto atropellado. Un clic en el ícono, en la barra de tareas, para cerrarlo y en un momento liberará una cantidad notable de memoria RAM.

Mas cambio notaremos todavia si lo que deshabilitamos es el panel de widgets, que muestra a la izquierda de systray, en la barra de tareas. Los elementos del mismo también se cargan en memoria y consumen recursos, principalmente memoria RAM. Así, y como ya habrás deducido, deshabilitar este componente de Windows 11 también se traducirá en una descarga para el sistema, que dedicará más recursos a las tareas que está llevando a cabo.

En ambos casos, tanto el de Teams como el del panel de widgets, el principal responsable del consumo de recursos recae sobrio WebView2un componente de Microsoft Edge que se mantiene cargado en segundo plano y que es necesario para el funcionamiento de algunos componentes de Windows 11. El problema es que, en combinación con estas funciones, WebView2 puede necesitar adquirir suficiente memoria RAM, algo que es Notará especialmente en los sistemas más limitados a este respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir